Enfermería y Vacunas

martes, 27 de abril de 2010

Conservación y Almacenamiento de las Vacunas

La vacunación es considerada por la mayoría de la población como un acto para mantener una salud positiva. Pero para que la vacunación tenga éxito debemos conservarla y alamacenarla correctamente para asi tener un buen uso de la misma.

El proceso de refrigeración, más conocido como La cadena del frío, que empieza con su elaboración y termina con su administración.




Corresponde a una serie de procesos que concurren desde que el producto vacunal se elabora en el laboratorio farmacéutico hasta que es dispensado a la población, y en el que debe garantizarse en todo momento la termoestabilidad de la vacuna, tal y como se refleja en la imagen.


El almacenamiento de las vacunas es quizá la fase más compleja de la cadena del frío en cuanto a las actividades a realizar, sobretodo los registros de temperatura alcanzan aquí una importancia muy relevante ya que la ruptura de la cadena del frío en esta fase supondría el desabastecimiento de vacunas a la población.

Dentro del almacenaje debemos tener tres aspectos fundamentales:
  1. Ubicación de las vacunas se tendrán en cuanta tres aspectos muy importantes: termoestabilidad, accesibilidad y caducidad.
  2. Señalizacion, es necesario tener un croquis donde aparezca donde aparezca señalada la ubicación de las vacunas en el interior de la nevera.
  3. Control de almacenamiento, a cuatro niveles: Control regular de la temperatura, Control de la actividad de las vacunas, Control de la congelación de las vacunas y Control de la fecha de caducidad.


La administración es la única fase de la cadena del frío donde sólo existe un nivel de aplicación que corresponde en este caso al centro de vacunación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada